Belleza,  Blog

Aceites esenciales, tu nuevo favorito de salud y belleza

Los aceites esenciales despiertan curiosidad en la mayoría de nosotros, y sin embargo, no tenemos muy claro ni cómo aplicarlo ni para qué sirve cada aceite esencial.

Hoy en Atelier Couture Magazine, os hemos preparado una guía para hablar tanto de cómo deben ser aplicados, como de para qué sirven los principales tipos de aceite esencial. ¡Comenzamos!

Los aceites esenciales pueden ser utilizados de tres formas:

+ Aromática

+ Tópica

+ Interna

No todos los aceites pueden usarse indistintamente para estos 3 usos, y por eso es importante comprobar en la etiqueta para que está previsto su uso.

+El uso aromático es el más común. Para su uso es necesario un quemador de aceites esenciales, o un difusor.

El quemador de aceites simplemente es un pequeño recipiente en el que se deposita una cantidad o concentrada o diluida (según indique el fabricante) con una vela debajo.

Al evaporar el líquido, inunda la estancia con el aroma elegido. Por otro lado, los difusores son aparatos eléctricos que distribuyen el aceite esencial, generalmente diluido en agua, como una pequeña bruma.

+ El uso tópico es el aplicado directamente en la piel. Las zonas en las que suele aplicarse son las muñecas, detrás de las orejas, en la nuca, en el cuello o en las sienes.
Debes tener precaución, porque es posible que los aceites esenciales puedan resultar demasiado fuertes para tu piel y generar alguna irritación. También puede usarse diluido en otro aceite para dar masajes corporales o deportivos, o incluso dentro de la ducha o la bañera para que se combine el efecto corporal y la aromaterapia.

+ El uso interno solo puede usarse en aquellos casos en los que la etiqueta determine que son aptos para la ingesta. Normalmente se consumen diluidos en agua para disfrutar de algunas de sus propiedades ingeridas directamente…

Ya conocemos cómo deben ser usados los aceites esenciales. Vamos a ver cuáles son los principales tipos y para qué sirve cada uno:

+Aceite esencial de limón. Tiene propiedades nutritivas, limpiadoras, además de purificadoras. También ayuda a la mejora de la circulación sanguínea.

+Aceite esencial de lavanda. Es un potente relajante, por lo que te ayudará a descansar y conciliar el sueño. Además, es perfecto para combatir el insomnio y el estrés. Un truco es poner unas gotitas en tu almohada un rato antes de dormir.

+Aceite de Árbol de Té. Es uno de los más famosos y utilizados en todo el mundo. Es un potente fungicida. Ayuda con los granitos aplicándolo de forma local. También con los hongos de los pies e incluso hasta con los piojitos…

+ Aceite esencial de naranja. Tiene propiedades antidepresivas, además de sus cualidades afrodisíacas.

+ Aceite esencial de menta. Ayuda a mitigar los dolores de estómago y cabeza y favorece la concentración.

+ Aceite esencial de eucalipto. Ayuda a despejar las vías respiratorias, y mejora el estado general durante los resfriados.

+ Aceite esencial de bergamota. Destaca por sus propiedades antidepresivas y ansiolíticas. También tiene un uso tópico rejuvenecedor y revitalizante.

+ Aceite esencial de romero. Es ideal para mantener el cabello sano, aliviar el dolor muscular y ayuda a cuidar la piel.

Estos aceites esenciales puedes usarlos para completar tanto tu rutina de mañana, como de noche.

¿Has probado algún aceite esencial? ¿Cuál y para qué lo usaste?

Síguenos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *