Belleza,  Blog

Como elegir el protector solar adecuado para tu tipo de piel

El verano se acerca, y con él, la exposición al sol se incrementa en las piscinas o en la playa. Es posible que estés pensando en adquirir un producto solar, pero no tengas muy claro cuál es el mejor para ti. Es por esto que hoy en Atelier Couture Magazine te enseñamos como elegir el protector solar adecuado para tu tipo de piel.

Antes de empezar, merece la pena clarificar algunos términos que pueden generar confusión cuando pensamos en protección solar:

SPF: Estas siglas corresponden a factor de protección solar y el número que las acompaña indica las veces que el protector aumenta la resistencia natural de tu piel ante quemaduras. Es decir, un protector con SPF 30 significa que tu piel tardará 30 veces más en quemarse que si no te hubieras puesto protección.

Radiación UVA: Sus efectos son acumulativos. A corto plazo, dañan el colágeno y la elastina, alteran el sistema inmunológico y provocan alergias solares. A largo plazo, son responsables del fotoenvejecimiento y pueden acabar provocando cáncer de piel.

Radiación UVB: La capa de ozono es capaz de absorber la mayor parte de estos rayos UVB, pero lo poco que llega es muy perjudicial para nuestra piel. Su acción puede provocar enrojecimientodaño directo en el ADN y, en casos más graves, cáncer cutáneo.

La radiación infrarroja o radiación IR: Aunque no puede verse, si puede sentirse, ya que es la responsable del efecto de calor en la piel. Su acción provoca la pérdida de colágeno y elastina y daño indirecto del ADN.

Luz visible. Es la luz que puede ser percibida por nuestros ojos. Es la responsable del estrés oxidativo de la piel, ocasionando manchas y el envejecimiento prematuro de la propia piel.

Una vez comprendidos estos términos, a la hora de elegir un factor de protección solar debemos tener en cuenta dos cosas: la primera el SPF (el número) y segundo, ante que tipos de radiación solar protege.

La elección del SPF dependerá básicamente del tono de tu piel. Para pieles morenas y bronceadas se recomienda, habitualmente, un protector solar con SPF 15; en el caso de pieles claras, lo más indicado sería a partir de un SPF 30; si la piel es muy clara y con pecas, la protección deberá alcanzar un SPF 50 o SPF 50+.

Lo que sí te recomendamos es asegurarte de que tu protector funciona ante todo tipo de radiaciones solares. Para ello, comprueba en la etiqueta del producto que te proteja frente a los rayos UVA y UVB, la luz visible y la radiación infrarroja (IR). 

Hemos de decir, que toda protección es poca, y que el simple hecho de broncearse ya es un mecanismo de defensa de la piel, por lo que significa que ya está existiendo daño. Aunque si estamos protegidos con un factor de protección solar correcto, sus efectos nocivos sobre el organismo disminuyen.

El momento de elegir un factor de protección puede llegar a resultar confuso, esperamos haberte ayudado sobre como elegir el protector solar adecuado para tu tipo de piel.

 

¿Conocías esta información? ¿Te ha quedado alguna duda sin resolver?

Síguenos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *