Bienestar,  Blog

Cuáles son las hormonas de la felicidad

Ser feliz es tan fácil como cantar en la ducha, o al menos eso piensa tu cerebro. Desde el punto de vista químico, ser feliz es tan sencillo como conseguir que tu cerebro segregue determinadas hormonas que te harán sentir pletórico. ¿Quieres saber cuáles son las hormonas de la felicidad?

Lo primero, es importante entender como funciona nuestro cerebro. Dependiendo de lo que sucede, tu cerebro da una orden para segregar una serie de hormonas, que afectaran a tu cuerpo de determinada manera.

Pero como hablamos de hormonas de la felicidad, básicamente hablamos de dopamina, oxitocina, serotonina y endorfina. ¿Para qué sirve cada una y como hacer que se activen?

Endorfina. La producción de esta hormona estimula las áreas del cerebro que producen placer. Asimismo, está relacionada con la inhibición del dolor, es decir, en circunstancias de riesgo es capaz de disminuir la sensación del dolor físico y emocional, por lo que también permite enfrentar situaciones emocionalmente difíciles. Si cantamos y bailamos, o reímos sin control, o por ejemplo practicamos nuestros hobbies favoritos, estaremos segregando endorfinas.

Dopamina. Se le conoce como la hormona de la recompensa, ya que provee sentimientos de satisfacción que motiva a las personas a llevar a cabo sus actividades de forma proactiva. La producción de esta hormona motiva a repetir conductas que traen satisfacción. Segregamos dopamina cuando dormimos entre 7 y 9 horas, cuando hacemos ejercicio diario o cuando echamos la vista atrás y vemos todo lo que hemos conseguido en nuestro día.

Oxitocina. Al ser liberada, la hormona del amor produce la sensación de seguridad en los vínculos emocionales. De igual forma, estimula sensaciones como la empatía, sociabilidad y pertenencia hacia un grupo. Es asociada con el aumento de confianza y la pérdida del miedo al fracaso. Podemos conseguir oxitocina si meditamos, si abrazamos a un ser querido o cuando por ejemplo, hacemos un acto de generosidad.

Serotonina. Es conocida como la hormona del bienestar. Se encuentra en los siguientes alimentos: huevos, pastas, arroz, lácteos, cereales, pollo, pavo y leguminosas, entre otros. Gracias a acciones como disfrutar al aire libre, recordar momentos especiales o agradecer cada día lo que tenemos, conseguiremos una buena dosis de serotonina.

Estas cuatro hormonas consiguen el que podríamos llamar «cóctel de la felicidad». Quizás ahora, ser felices nos parece un poquito más fácil.

¿Conocías la existencia de las hormonas de la felicidad?

Síguenos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *