Artículos,  Blog,  Costura

Sastrería Fernández Prats, el templo del buen vestir

Sobre Joaquín Fernández Prats, Maestro Sastre

Joaquín Fernández Prats heredó la vocación de sastre desde temprana edad, ya que sus padres se dedicaron siempre a este oficio. Prats jugaba con hilos y tejidos en lugar de con juguetes propios de un niño, y empieza a los 9 años a dar sus primeros pasos ayudando a sus padres en el taller familiar. A sus 13 años pasa por la Asociación de Sastres de Madrid donde obtiene el título de cortador y oficial. A partir de ahí, empieza su aprendizaje y durante muchos años, cose en diferentes talleres de prestigio nacional y en varias sastrerías como Pedro Muñoz, Rafael, etc… culminando este proceso como sastre oficial de El Corte Inglés de Preciados, vistiendo a los clientes más importantes de la casa. 

Siete años después se incorpora a una de las mejores sastrerías de España donde crean otra visión y concepto de sastrería, basado en la creatividad sin límites, cambiando la idea de que el Bespoke es para gente mayor, muy al contrario, “cada vez son clientes más jóvenes de todo el mundo los que visitan esta sastrería”. 

Asimismo, en 2018 Joaquín obtuvo el sello de “calidad A” de Sastrería Artesanal, el primer sello de calidad del sector de la sastrería, creado por AES (Asociación Española de Sastrería) y que garantiza que las prendas han sido creadas por un maestro sastre de forma 100% artesanal. 

En 2019, Joaquín asume un nuevo reto profesional con la apertura en solitario de un espectacular espacio dedicado al buen vestir, en la madrileña calle Hermanos Pinzón. El espacio reinterpreta en clave contemporánea la nueva Sastrería española. Su interiorismo incorpora las proporciones y esencia originales junto a un look and feel de lo más sofisticado. 

El templo del buen vestir

Dividido en varias estancias concatenadas, el local combina la funcionalidad de una sastrería tradicional con la estética de una tienda moderna donde se fusionan el ocio y una exquisita atención al cliente.

Fernández Prats, desde un taller propio de 8 personas situado en la parte de abajo del mismo espacio, ha incorporado nuevas generaciones de clientes adaptando su estilo a los nuevos tiempos. “La sastrería española está en medio de la italiana y la inglesa. Tenemos la buena hechura de los ingleses con la modernidad de los italianos”.  Se ve en las solapas con forma y vuelo, con las puntas redondeadas, y en el corte del traje, entallado pero cómodo.

“Nuestro trabajo se basa en la especialización máxima. Tenemos conocimiento y recursos para hacer distintos tipos de encargos para cada cliente. Y ello desde la artesanía pura”.

Síguenos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *